La Perversa
SEARCH

La Fotografía como forma de vida. Curso intensivo.

La imagen nos habita pero también nos deshabita.. La fotografía está presente siempre, nos persigue por las calles o a través de ese Instagram, obeso y caprichoso, que nos exige atención constante.

La fotografía puede suponer una exploración del mundo, una práctica ociosa y divertida que alimenta nuestro día a día. Nos comunicamos con las imágenes y eso nos encanta, pero también es un ejercicio de poder y de control, pura ficción que produce, reproduce y perpetúa relatos. Hay algo siempre perverso en la fotografía y está en su relato.

Este curso pretende ser intenso y muy práctico pero también muy reflexivo en torno a la fotografía y sus prácticas.

Hemos dividido el contenido del curso en tres bloques temáticos:

1- El cuerpo: Aprendizaje de la técnica fotográfica.

2- La cotidianidad: Teoría de la imagen, historia de la fotografía y lenguaje visual.

3- El Amor: Reflexión en grupo de las fotografías y trabajos personales de las personas que participan en el curso.

Aclarar que La Perversa no es un espacio fotográfico al uso, es un espacio de extrarradio y enseñamos fotografía desde el amor, que es lo más disidente que hay ahora mismo. Bajo esta premisa recomendamos este curso si quieres aprender fotografía de otra manera.

Clases teórico-prácticas de 3 horas, 1 día a la semana, de febrero a Junio. Además durante el curso, podrán hacer uso de las instalaciones de La perversa (laboratorio, plató, escaner, biblioteca…) dentro del horario de apertura.

Duración: 21 sesiones de 3 horas.
Los Lunes 3,10,17,24 de Febrero. 2,9,16,23,30 de Marzo. 6,20,27 de Abril. 4,11,18,25 de Mayo. 1,8,15,22,29 de Junio.
Horario: de 18 a 21h.

Precio: 300€ (Opción de pago fraccionado de 60€ al mes durante 5 meses)

 

Descripción del curso: 

El Cuerpo

A partir del cuerpo de la cámara, descifraremos el proceso mecánico, físico y químico que se produce durante el acto fotográfico. Trabajaremos la relación entre diafragma, velocidad y sensibilidad y como funciona realmente un fotómetro.

Mostraremos diferentes tipos de cámaras, de distintos formatos. Y realizaremos ejercicios prácticos que nos ayuden a entender todo lo que sucede durante la toma fotográfica.

Explicaremos como se expresa la luz; trabajaremos la iluminación con flashes estudio y con luz natural. Realizaremos ejercicios en clave baja y clave alta. Y jugaremos con la iluminación o con la ausencia de luz de forma perversa para poder explorar nuestra imaginación jugando con la fotografía. 

Enseñaremos todo el proceso de revelado. Exploraremos diferentes técnicas de positivado. Haremos fotogramas y quimigramas. Emulsión líquida sobre diferentes soportes y otros secretos maravillosos y creativos que tiene el laboratorio fotográfico. 

Trabajaremos la digitalización de negativos y mostraremos como funciona un escaner. Y hablaremos de la fotografía como cuerpo físico: Formas de impresión y maneras de exposición.

La Cotidianidad

“Allí donde la realidad se transforma en simples imágenes, las simples imágenes se transforman en realidad”. Guy Debord, La sociedad del espectáculo.

Para poder hacer fotos primero deberíamos entender nuestras propias imágenes cotidianas, aquellas con las que lidiamos cada día: las que colgamos en nuestras redes sociales, también esas que vemos a través de la publicidad y los medios de comunicación o en las galerías y los museos. 

A partir de la revisión de obras y fotolibros, también de la lectura de diferentes textos y desde un cuestionamiento crítico con la historia establecida de la Fotografía, reflexionaremos en torno al relato fotográfico, entendiendo la fotografía como un mecanismo de ficción que produce realidades, ideologías, pensamientos y deseos y/o necesidades. 

Durante el curso, miraremos muchas imágenes, pero sobre todo, hablaremos mucho de ellas, para de alguna forma, construir una mirada crítica que nos permita entender el lenguaje de la imagen y su idiosincracia.

El Amor

¿Para qué hacemos fotos? ¿Qué queremos contar a través de nuestras fotografías? 

A lo largo del curso, las alumnas y alumnos realizarán diferentes trabajos fotográficos muy sencillos que después analizaremos entre todas las personas asistentes. 

Nos interesa la voz coral como forma de aprendizaje, la mirada colectiva permite enfrentar distintas percepciones y sensibilidades para, con la ayuda de todas y todos, poder construir nuestros propios relatos. 

Mostrar tus propias imágenes y ponerlas a debate, no solo se convierte en un ejercicio de exploración personal si no que además nos permite un acto de empatía, es decir, compartir y comparar las distintas maneras de entender el mundo, es una apertura a poder interpretar de otra forma la fotografía, la vida y sus cotidianidades .

 

Inscríbete ahora y reserva tu plaza